Modificación de luz trasera de bicicleta – Bike tail light mod

Dentro de poco entrará en vigor el nuevo código de circulación y en el se han actualizarán varias normas que afectan a la circulación de bicicletas. Una de las reformas limitará la circulación ciclista en las aceras, lo cual va a obligarnos a circular más frecuentemente por la calzada para no exponernos a sanciones y a su vez llevará a los ciclistas aficionados a la zona del terror. En esta zona se cree que todo aquel ciclista que circule por la calzada morirá o resultará mutilado a causa de un atropello por un vehículo motorizado en cuestión de días.
Bueno, es cierto que existen conductores que consideran que adelantar a un ciclista pegándole con el retrovisor de su coche en el lomo cuenta como respetar la distancia de seguridad (que dicho sea de paso, es de 1,5 m), pero mucho mas cierto es que la mayoría de los conductores no quieren atropellar a nadie, por muy mullidita que sea la carne humana.

Como conductor de coche, he visto que las principales causas que llevarían a provocar una colisión con un ciclista son:

  • El ciclista atraviesa la calzada en un punto en el que tiene prioridad, por ejemplo una rotonda o un paso de peatones, pero el otro conductor no le ve. Creo que aquí el ciclista debería de tener mas precaución y comprobar que el otro conductor le ha visto antes de cruzársele en los morros. También ayudaría aportar elementos de alumbrado en la bicicleta para facilitar su visibilidad.

  • El vehículo a motor alcanza al ciclista en un punto de baja visibilidad y corre el riesgo de atropellarlo. Este es el punto que más miedo da a los ciclistas dado que conscientemente no pueden hacer nada para evitar la situación. Lo único que se puede hacer es favorecer la visibilidad de la bicicleta y el ciclista.

Tal y como estaba la ley ya era obligatorio el uso de elementos reflectantes en la bicicleta, así como elementos de alumbrado cuando se circula entre la puesta y la salida del sol. Pero he comprobado que a veces estos elementos parecen de juguete y solo nos crean una ilusión de seguridad. Por ello he realizado esta modificación que ayudará a que los demás usuarios de la vía me tengan en cuenta:


El montaje consiste en añadir más LEDs a un piloto trasero corriente. A simple vista parece una cuestión trivial, pero como se verá a continuación, ésta no lo será tanto.
Los LEDs elegidos para el montaje corresponden a unos segmentos de tira de LED autoadhesiva. Esta tira modular de LEDs modelo 5050 permite el corte por las zonas indicadas cada 3 LEDs y funciona a 12V.

Aquí comienza la primera modificación. Realmente cada LED 5050 es un paquete que tiene 3 LED en su interior, en este caso 3 LEDs rojos y cada uno de ellos funciona entre 1,7 y 2,4 voltios. Además, la tira adhesiva es la misma que se utiliza en los LEDs RGB, con lo que para poder mantener cada canal de color separado, cada LED interno esta conectado en serie a una resistencia y a sus semejantes en los otros dos encapsulados de cada módulo. La resistencia provoca una caída de tensión suficiente para que los 12 voltios no quemen el seriado de LEDs, que como máximo aguantaría 2,4 voltios x 3 = 7,2 voltios. En el siguiente esquema se muestra como vienen conectados de fábrica y cual es la modificación que hay que realizar:

En palabras:

  • Se han eliminado las resistencias.
  • Se han cortado las pistas que unían los LEDs en los tramos que no había resistencias. Esto lo he hecho comprobando con el multímetro la continuidad y afeitando la pintura protectora y el cobre con un cúter.

  • Se han soldado y comprobado que cada LED este conectado directamente al terminal positivo y al negativo.

De esta forma quedan todos los LEDs conectados en paralelo listos para conectar a 2,4 voltios, que es lo que proporcionan las 2 pilas recargables AAA que lleva el piloto trasero.

A continuación comenzamos con la verdadera modificación, la que parecería trivial pero no lo es. Hay que conectar las tiras de LEDs a uno de los LEDs existentes en el piloto de forma que cuando éste se encienda lo hagan también las tiras. Pero el problema es que la corriente de cada LED del piloto proviene directamente de la patilla del microcontrolador y éste vagamente puede proveer suficiente para alimentar uno sólo. Ni siquiera hay corriente suficiente para conectar un relé. Por eso, hay que realizar un circuito de amplificación con transistores.

Para empezar tengo que advertir que en mi dispositivo se conmuta la masa, o sea, que el ánodo de los diodos está permanentemente conectado al terminal positivo de las baterías.

La patilla del LEDs que proviene del microcontrolador se ha conectado a una resistencia en serie con la base de un transistor PNP, que en mi caso es el modelo MPS A92. He elegido este transistor porque era el que tenía en la caja de componentes de desguace que proporcionaba una corriente en el colector suficiente para alimentar en la base al siguiente transistor. La resistencia es se puede elegir libremente siempre y cuando sea lo suficientemente grande para que no reste corriente al LED al que se conecta y lo suficientemente pequeña para que el transistor entre en zona de saturación. En mi caso he usado una de 47K. El colector del transistor va conectado directamente al terminal positivo de la batería y el emisor conecta se conecta en serie al transistor NPN a través de otra resistencia.
Esta primera etapa de amplificación descrita proporciona un flanco de subida en el emisor cada vez que se conmuta la masa del diodo.
En la segunda etapa, con el transistor NPN, se logra conmutar una gran cantidad de corriente suficiente para alimentar las tiras de LEDs a máxima intensidad. El transistor elegido, nuevamente escogido entre desechos, es el HSD965. Éste es usado habitualmente en circuitos disparadores de flash en máquinas de fotos desechables, y tiene la peculiaridad de soportar grandes corrientes en el colector. La resistencia que se conecta a la base es lo suficientemente pequeña para que deje pasar gran cantidad de corriente y a su vez sea capaz de provocar la zona de corte a bajas intensidades. En este caso he elegido una resistencia de 39K.
He realizado todo en un montaje aéreo con cables esmaltados:

Y este es el aspecto final del dispositivo montado:

El montaje lleva un conector intermedio de modo que al aparcar la bici se siga pudiendo desacoplar el piloto y guardarlo.

A pesar de ser tiras autoadhesivas, éstas no consiguen adaptarse a la curvatura tan cerrada del tubo, con lo que las he asegurado con unas bridas de nylon. El cable va anudado al tubo y encintado para evitar tirones y estrés sobre la soldadura.
Esto ha sido todo, espero que le sirva a alguien. El circuito amplificador se puede usar en otros entornos de bajo consumo como para iluminar LEDs azules en situaciones donde son rojos o hacer funcionar relés.
Y animo a que siempre que podamos nos desplacemos en bicicleta, que hacemos ejercicio, es más rápida que el coche en ciudad y ahorramos en combustible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s